Lo que debe saber sobre las APIS

Lo que debe saber sobre las APIS

Las interfaces de programación de aplicaciones (API) pueden considerarse como un conjunto de protocolos que crean un diálogo entre dos aplicaciones o máquinas separadas. A través de una API, estas dos fuentes discretas pueden intercambiar información, a menudo de una manera que mejora la funcionalidad general y el valor de cada uno. 

Pero para alguien que no está familiarizado con las API, puede parecer una fuerza misteriosa. ¿Qué son exactamente las API? ¿Cómo trabajan? ¿Y qué debes saber sobre ellos antes de usarlos? 

API: una descripción general de alto nivel

Puede pensar que las API funcionan como puerta de enlace o puente entre dos aplicaciones . La API proporciona un conjunto de instrucciones y funcionalidades que funcionan de forma algo independiente de estas dos aplicaciones. A través de estas instrucciones y funcionalidades, la API puede traducir información, redefinir su contexto y llevarla a nuevos lugares. 

Puedes pensar en una API como un barman. Es posible que no comprenda todos los ingredientes de su cóctel favorito, o los nombres de cada cóctel común que exista; en cierto sentido, la barra funciona como una aplicación, y tú estás funcionando como otra. Desea una bebida, y no tiene acceso a las botellas detrás del mostrador, ni sabe cómo combinarlas. El barman sirve como agente intermediario, tomando sus instrucciones, procesándolas y aplicándolas para mezclarle la bebida correcta. 

Es una metáfora simple, pero funciona para una explicación básica. 

Fortalezas y debilidades de las API

Las API se usan comúnmente en parte porque no hay muchas debilidades inherentes a ellas. Existen muy pocos inconvenientes, si es que hay alguno, para introducir una API en un sistema de aplicaciones. Sin embargo, hay una consideración importante a tener en cuenta: las API a menudo introducen vulnerabilidades de seguridad, por lo que deberá pensar detenidamente sobre la seguridad de la API si desea mantener sus aplicaciones seguras.

Esto se debe a que las API sirven como portal entre dos aplicaciones diferentes. Una API abre una puerta de entrada a su infraestructura. Si el tráfico entrante no se analiza y elimina adecuadamente, los piratas informáticos pueden infiltrarse en sus redes y causar daños potencialmente graves. Además, la API a veces introduce nuevas vulnerabilidades, que los piratas informáticos pueden explotar para obtener acceso a la información que se intercambia. Con las prácticas de seguridad API adecuadas, estas debilidades pueden superarse, pero no todas las empresas hacen el esfuerzo para hacerlo. 

En marcado contraste con esta área de debilidad, las API tienen muchas ventajas distintas, que incluyen: 

– Abstracción y simplificación. Dependiendo de cómo lo emplee, una API puede funcionar como una especie de traductor; toma información que normalmente no podría comprender, y la simplifica a una forma que pueda comprender. De esta manera, el trabajo de la API es tomar información compleja y hacerla abstracta o analizarla lo suficiente como para poder usarla en una nueva aplicación. 

– Atajos y velocidad de desarrollo. Si espera hacer que dos aplicaciones funcionen juntas, o si está buscando construir algo complejo, las API pueden servir como una especie de acceso directo, lo que lleva a ciclos de desarrollo más rápidos. En lugar de tener que escribir código, línea por línea, para ver cómo funcionan juntas dos aplicaciones, puede utilizar la API para encargarse del trabajo por usted; en lugar de escribir una aplicación completa desde cero, a menudo terminas necesitando solo unas pocas líneas de código adicional. 

– Disponibilidad universal. En muchos casos, las API se ofrecen libremente a la base de usuarios de una aplicación determinada. De esta manera, los usuarios pueden hacerse cargo de desarrollar sus propias personalizaciones e integrarse con otras aplicaciones como mejor les parezca. Esto también conduce a una explosión de creatividad en la mayoría de las situaciones; Con la API en la mano, no hay límite para lo que los desarrolladores pueden hacer con una aplicación existente. 

– Actualizabilidad. Aunque esta fortaleza depende del soporte que recibe una API, la mayoría de las API se pueden actualizar regularmente. Los desarrolladores pueden emitir parches para vulnerabilidades o actualizar la API para reflejar la nueva funcionalidad de la aplicación principal. A veces, administrar varias versiones y nuevas actualizaciones puede llevar mucho tiempo o ser molesto, pero finalmente resulta en una mayor seguridad y más funcionalidad. 

Tipos de API disponibles

Otra ventaja de las API es que se pueden usar para casi cualquier tipo de aplicación. El uso más común es permitir que una API extraiga datos de una fuente y los ponga a disposición de otra fuente; por ejemplo, puede usar una API para actualizar automáticamente una aplicación con nuevos datos de otra, monitoreando los cambios en tiempo real. Las API también se pueden programar en una variedad de lenguajes diferentes, como Python y Java, y hay decenas de miles de API públicas disponibles.

Las API han sido una herramienta de desarrollo importante durante décadas, y solo crecerán en importancia a medida que veamos una mayor diversidad de aplicaciones disponibles para el público. A través de las API, podemos personalizar funcionalidades e integraciones que de otro modo serían imposibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.