Cómo la pasión puede ayudar (o dañar) un proyecto de diseño

Cómo la pasión puede ayudar (o dañar) un proyecto de diseño

A los diseñadores les encanta hablar de pasión. Y, en una línea de trabajo tan creativa, parece natural que esto sea una fuerza impulsora detrás de lo que hacemos. Sin mencionar que prácticamente todos los aspectos del diseño pueden provocar fuertes sentimientos entre los creadores y los consumidores.

Sin embargo, la pasión puede ser un arma de doble filo. Por un lado, estimula la creatividad y puede conducir a resultados sobresalientes. Pero también puede ejecutar un proyecto más allá de los rieles de guía.

Hay situaciones en las que un enfoque desapasionado es beneficioso. Esto a menudo significa poner ego a un lado y mirando las cosas a través de una lente objetiva.

El desafío es saber cuándo la pasión debe desempeñar un papel y cuándo dejarla ir. Veamos algunas formas en que la pasión puede ayudar y perjudicar sus proyectos.

Un trabajo de amor

La pasión y la creatividad están indudablemente entrelazadas. Sería difícil separarlos, ya que es probable que las personas no elijan un campo creativo sin pasión por su arte. Este no es un trabajo de marcador de posición tomado hasta que surja algo mejor. Para muchos, es la búsqueda de una vida.

Y tal vez por eso los mejores diseñadores suelen tener una gran demanda. Poseen tanto el talento para crear como la fortaleza para ver un proyecto en su totalidad. No todo el mundo tiene esta combinación y tiene un gran valor para los clientes.

Un diseñador apasionado puede marcar una gran diferencia. Pueden tomar incluso una idea vaga y convertirla en una hermosa realidad. Además, su trabajo puede aportar legitimidad a una organización y establecer una conexión con los usuarios.

Lo mejor de todo es que la pasión significa amar lo que haces. Todavía puede ser trabajo, pero a menudo no se siente así. En el mejor de los casos, la sensación es más eufórica que estresante.

En resumen, esto ayuda a construir una base sólida para un proyecto de diseño e incluso a resolver algunos problemas en el camino. Ya sea que esté creando un sitio web o un tarjeta de visita, hay una oportunidad de lograr algo especial.

Personas que revisan la estructura alámbrica de un sitio web.

Lugares donde la pasión es negativa

Si bien la pasión tiene un papel clave en el diseño, es importante no volverse demasiado entusiasta. Si lo hace, puede conducir a relaciones tensas con los clientes y resultados menos que ideales.

Por lo tanto, hay algunos lugares donde la pasión simplemente no pertenece:

Negociaciones de precios

Puede que le entusiasme la perspectiva de asumir un nuevo proyecto. El tamaño y el alcance son justo lo que deseaba, y está convencido de que es la persona adecuada para el trabajo.

Pero cuando llega el momento de discutir fijación de precios, trate de ser lo más desapasionado posible. Eso no quiere decir que no puedas estar emocionado. Simplemente significa que debes pensar con la cabeza, en lugar de con el corazón.

Considere esto: si está De Verdad apasionado por lo que haces, bien podrías hacerlo gratis. Desafortunadamente, eso no pagará las cuentas.

Por lo tanto, determine un valor justo por sus servicios y trabaje para llegar a un acuerdo. Puede volver a marearse después de que su nuevo cliente haya firmado un contrato.

Recibir comentarios de los clientes

Todos hemos estado allí. Pones cada gramo de ti mismo en el trabajo creativo, luego lo compartes con tu cliente. Resulta que no estaban tan impresionados.

A medida que analizan sus esfuerzos increíblemente detallados, es fácil dejar que la pasión se haga cargo. Y nadie te culparía por frustrarte. Después de todo, usted es el experto contratado. ¿Qué sabe su cliente sobre diseño, de todos modos?

La mejor respuesta es dejar tus sentimientos en la puerta. Luego, tómese el tiempo para abordar sus preocupaciones con calma y explíqueles sus decisiones de diseño. Una discusión abierta y honesta hará más para resolver un punto muerto que una súplica apasionada.

Pruebas de experiencia de usuario (UX)

Del mismo modo, las pruebas de UX para una aplicación o sitio web deben ser una experiencia sin pasión. Eso es cierto ya sea que tenga usuarios reales o esté probando cosas usted mismo.

Porque, por muy bonito que sea un elemento de diseño, la usabilidad es más importante. Por ejemplo, un área de héroe visualmente impresionante no es tan buena si los usuarios no saben cómo interactuar con ella. Y aunque los efectos especiales pueden parecer interesantes, no deben implementarse en el gastos de rendimiento

Lo que se necesita es una mirada objetiva a cómo funcionan las cosas. Una vez que haya descubierto lo que necesita cambiar, puede enfocar su pasión en construirlo mejor.

Una mujer trabaja en una computadora.

Pasión por el Diseño; Una cabeza para los negocios

La belleza de trabajar con clientes es que su pasión por el diseño los beneficia en última instancia. Obtendrán un producto terminado que los hace lucir bien, mientras que a usted le pagan por hacer algo que ama. Es una situación de ganar-ganar.

Aún así, debe haber una separación emocional entre su trabajo y su negocio. Si no tiene cuidado, la pasión a veces puede interponerse en el camino del éxito. A menudo conduce a una mala toma de decisiones que podría afectar negativamente tanto a usted como a su proyecto.

El secreto está en aprender a compartimentar los distintos pasos del proceso. Guarde la pasión por las tareas específicas del diseño, dejándola fuera de todo lo demás. Esto garantizará que dirija su negocio de forma racional y disfrute de cada momento de creatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.